Entradas

Alhambra Reserva Roja

Alhambra Reserva ROJA?

NUEVA
Alhambra
Reserva Roja

Una Alhambra Reserva Roja requiere de tiempo y calma. Su misterioso color rojizo hace pensar en una cerveza con un punto extra de intensidad y graduación. Pero con el primer trago llega también el primer descubrimiento, un sabor mucho más suave y sedoso de lo esperado, lleno de delicados matices. Una reinterpretación de la tradición centroeuropea desde el carácter único español, con un equilibrio perfecto entre la intensidad de la malta tostada de cebada y la sutileza del maíz.

UN LIQUIDO TAN PERFECTO COMO LA BOTELLA

El consumidor, al probar el líquido, se entusiasma, y encuentra el líquido de Alhambra Reserva Roja, como mínimo, al nivel de expectativas que le generaba la botella. La definen como una cerveza premium de calidad, rica en matices y muy equilibrada. Ven el líquido como una cerveza de alto valor, que nos acerca a la excelencia, y que encaja perfectamente en los valores que construyen el mundo Alhambra (la elaboración cuidada, el saber hacer en cervezas de calidad, el espíritu artesanal, nuestro carácter envolvente, mágico…).

Tipo: Cerveza extra
Extracto Seco Primitivo: 16,5%
Graduación: 7,2 % vol
Sabor: Intenso y complejo.
Color: Rojizo similar a cobre antiguo.

 

 

 

GF

Entrevista a Germán Flores de Premium Beers

La semana pasada tuvimos la oportunidad de que nos visitara German Flores, excelente persona, argentino, baterista apasionado y además director comercial para España de Premium Beers, proyecto cervecero que lleva en la sangre y que comprende la elaboración de las premiadas cervezas LA SOCARRADA y ER BOQUERÓN y del cual tenemos la suerte de ser sus distribuidores.

Queríamos ofreceros más información sobre el mercado actual de las cervezas artesanas y se brindó a una entrevista que os detallamos a continuación:

P: ¿Cuál es el origen de esta andadura cervecera?

R: El proyecto nace fruto de la casualidad cuando Rafa Suñer y Sergio Iborra, antiguos amigos,  deciden hace seis años crear una cerveza que fuese “mel de romer”, “miel de romero” que es una típica frase valenciana que se utiliza para expresar algo sublime, excepcional. Este fue el puntapié de esta gran andadura. A partir de ahí deciden sacar al mercado una cerveza con miel de romero que la bautizaron con el nombre de LA SOCARRADA.

P: ¿Cuál es la situación de la cerveza artesana en España?

R: Ahora mismo hay un boom de las cervezas artesanas españolas, por motivos varios, pero aún así sólo en 1% del consumo de cerveza en España es cerveza artesana. Queda mucho trabajo por hacer y en eso estamos. De a poco estamos llegando cada vez a mas publico. Lamentablemente la demanda no acompaña la oferta. Esta ultima es muy superior a la primera.

P: ¿Puede una cervecera pequeña competir con las grandes marcas?

R: No, a nivel industrial tienen una capacidad de distribución y producción muy agresiva, es imposible ni siquiera que una cervecera artesana se lo pueda plantear pero en cuento a la calidad, matices, aromas, sensaciones, momentos, pasión y en romanticismo que encierra el mundo craft podría decir que los artesanos somos los claros “vencedores”.

P: ¿Qué es lo más importante en la elaboración?

R: Cuidar mucho la selección de las maltas a utilizar, así como el lúpulo, las levaduras y desde luego el agua (esta representa el 90% de la cerveza) como todos los ingredientes que serán característicos en la producción de la misma. Y, mimarla mucho, sobre todo mimarla mucho. Este ultimo punto hace que nuestras cervezas sean diferentes…

P: ¿Cuál es la ventaja principal de una cerveza artesana frente a una cerveza industrial?

R: Podría destacar, entre otras tantas, las siguientes. Para empezar son totalmente naturales, sin aditivos, conservantes, ni agentes externos, sin carbónico añadido. Al trabajar con productos naturales nos encontramos con una inmensa gama de matices, aromas, sabores, texturas, etc que es muy difícil de encontrar en una “caña”. A la hora de pedir una “caña” lo único que buscamos/exigimos es que este fria, si cumple este único requisito nos damos por satisfechos. Por el contrario la gran mayoría de las cervezas artesanas sugieren que no estén tan frías puesto que perderían muchas de las virtudes que estas podrían ofrecer.

P: La Socarrada y Er Boquerón. ¿Podrías explicarnos el porqué de estos nombres?

R: La Socarrada viene del gentilicio de los habitantes de Xàtiva que son “socarrats” que en valenciano significa quemados y esto es porque Felipe V quemó la ciudad de Xàtiva y es por ello que nos llaman “socarrats”. Además La Socarrada es una cerveza tostada y el nombre también le va perfecto.

El nombre de Er Boquerón es un guiño a una expresión andaluza a la hora de pronunciar el artículo “el” que normalmente se prouncias “Er” y lo de Boquerón porque buscábamos algo identificativo con el mar ya que nuestra cerveza está elaborada con agua de mar.

P: ¿Cuál es el mejor envase para una cerveza de este tipo? ¿Botellín o barril?

R: En la inmensa mayoría de los casos, el barril. Debido a que la cerveza tiene más espacio, mas comida, mas oxigeno, evoluciona mejor, es mas redonda. 

P: La cerveza artesana, ¿Es una cerveza gastronómica o para disfrutarla sola?

R: Depende del estilo, en el caso de Er Boquqerón estamos hablando de una cerveza rubia, fácil de beber, con sólo 4,8 º de alcohol, refrescante y por ello se puede tomar en cualquier momento, desde luego también puede acompañar una comida (sushi, mariscos, tapas, aperitivo) . La Socarrada en cambio es una cerveza con mas cuerpo, con 6º de alcohol y con un toque evidente a romero, lo cual invita a maridar con productos como el jamón, queso, foie, carnes, paella, entre otros. También hay cervezas para postre, de entretiempo, amargas, dulces, ácidas, etc, etc. Tantísimos estilos que no son para nada populares, aun, en España.   

P: ¿Cómo se puede educar al hostelero para el perfect serve de este tipo de productos?

R: Básicamente el hostelero no puede servir la cerveza extremadamente fría como ocurre en el caso de las cervezas industriales. La copa tampoco tiene que estar congelada.

Seria brillante que el hostelero tuviera una mínima noción/interés de la cultura craft. Tienen que entender que hay otro mundo aparte de el de la “caña”.

P: ¿Cuáles son los próximos proyectos?

R: El próximo proyecto, ya es una realidad, es la comercialización tanto a nivel nacional como internacional de nuestra última creación, la cerveza TORO. Esta cerveza ha sido posible gracias a un acuerdo de licencia entre el Grupo Osborne y Premium Beers From Spain. Gracias a ello hemos elaborado una cerveza tostada de color cobrizo, madurada con madera de barrica de Jerez Pedro Ximénez.

También destaca la apertura de nuestra franquicia de restarurante-cervcería bajo el nombre “Sra. Maltworth”, un local con diez grifos de cerveza artesana y que acabamos de abrir nuestro primer local en Valencia capital, en enero de 2016. La idea es realizar 5 aperturas más durante 2016.

 

cerveza-alhambra-1000x650px

La historia de la 1925, la ‘verde’ que salvó a Cervezas Alhambra

Le llaman de varias maneras (‘la milno’, ‘la 25’, ‘la verde’…) pero todos los nombres se resumen en uno: la reserva 1925, la que dio credibilidad a la cerveza que se fabrica en Granada y la que salvó a una empresa. La cerveza que nació tímidamente en 1994, como un bebé falto de peso y de carácter, se ha convertido en una ‘criatura’ estupenda y en una las bebidas más demandas por los amantes de la buena cerveza. Ha cumplido los 15 años y es la niña bonita de Cervezas Alhambra.
Su padre, el químico que la creó, se llama Miguel Hernáiz Bérmudez de Castro y tiene un mandamiento (el once para él) que cumple a rajatabla: «Nunca me meto donde no me llaman». Se define como un hombre enamorado del ostracismo personal y no quiere ninguna clase de reconocimiento. «En Granada me conoce todo el mundo y con eso ya me basta», dice Hernáiz. Se resiste a la entrevista y se niega a ser fotografiado, pero eso no quiere decir que sea un huraño. «Perdóneme usted, pero es que es mi forma de ser. Jamás me ha gustado estar en primer plano. Si va usted a hablar de esa cerveza mencione a todos los que estuvieron conmigo. El mérito es de todos. Y no es falsa modestia, de verdad».
«La 1925 nació por una necesidad. La empresa necesitaba algo nuevo y afortunadamente dimos con la fórmula», dice José Antonio Martín Lagos, químico de la fábrica. «La verdad es que cuando la lanzamos creíamos que iba a tener poco éxito debido a que era una cerveza con mucha graduación a la no estaban acostumbrados los clientes. Por eso hicimos una tirada muy corta. Nuestra sorpresa fue que a las dos semanas o por ahí ya se había acabado. Nos vimos desbordados por el éxito que había tenido. Tuvimos que poner un anuncio en el IDEAL pidiendo perdón por habernos quedado sin existencias. Me acuerdo que mucha gente creyó que aquello formaba parte de una estrategia comercial para su introducción en el mercado y que la gente tuviera mono de esa marca, pero nada más lejos de la realidad. ¡Es que se nos acabó en dos semanas!», recuerda Antonio Perera, que está convencido de que este producto tiene verdaderos adeptos.